Limpieza de joyas

Existen muchos tipos de joyas y materiales, como los metales o piedras naturales, pero existe un denominador común a la hora de realizar su limpieza, el agua y el jabón ph neutro.

A continuación os dejamos algunos consejos de limpieza en función de diferentes materiales:

  • Oro. Introduce tus joyas de oro en un recipiente con agua templada y jabón ph neutro durante unos minutos. Posteriormente límpialas con una bayeta o cepillo suave, acláralas con agua templada y sécalas con suavidad.
  • Plata. Humedece una bayeta con agua caliente y jabón ph neutro, limpia tus joyas de plata y sécalas con suavidad. Nunca uses un cepillo ya que la plata se raya con facilidad. Si la plata esta oscurecida puedes echar un poco de bicarbonato en el agua. 
  • Plata bañada en oro. Humedece una bayeta con agua templada y jabón ph neutro, limpia tus joyas de plata y sécalas con suavidad.
  • Piedras naturales. Limpia las piedras naturales con agua y jabón ph neutro. En ningún caso las sumerjas ya que algunas piedras pueden agrietarse en el proceso de secado. 

En todos los casos evita el uso de productos químicos ya que pueden alterar el color de los metales y las piedras naturales. Además, en el caso de derramarse cualquier líquido o sustancia recomendamos limpiarlo inmediatamente para evitar que, fundamentalmente en el caso de las piedras, lo absorban.

Cuidado de joyas

Además de la limpieza de las joyas, os dejamos algunas recomendaciones para que vuestras joyas tengan una vida útil mucho mayor.

  • En caso de usar productos cosméticos, ponte las joyas después de usarlos. Recomendamos el menor contacto posible de tus joyas con estos productos ya que pueden dañarlas.
  • En la limpieza de las joyas, no uses productos con químicos añadidos como la lejía, ya que pueden dañar las piedras y el brillo de los metales.
  • Quítate las joyas antes de bañarte en el mar o la piscina para evitar dañarlas con la sal y el cloro.
  • Quítate las joyas antes de realizar una actividad física ya que el sudor y los golpes derivados de dicha actividad pueden dañarlas. Esto incluye actividades de jardinería o cocina.
  • Guarda tus joyas, a ser posible, en bolsitas individuales de algodón para evitar que se rayen por el contacto entre unas y otras.